Cuando el viento sopla a favor

Vivir cada día al máximo, como si fuera el último. Avanzar y cumplir sueños. De eso se trata la vida. Y los objetivos del paranaense Federico Aguilar, 20 años atrás, pasaron por alcanzar lo desconocido.

Cansado de los deportes tradicionales, sus metas en aquel tiempo fueron experimentar un deporte que brinde sensaciones diferentes a las de cualquier otro. Su anhelo fue introducirse en un mundo casi desconocido para la región. Fue entonces que dio con el kitesurf.

Después de una vasta entrega y dedicación, Fede llegó a transformarse en un referente en la disciplina no solo a nivel provincial, sino también en el ámbito nacional.

En la actualidad, el kiter del Club Náutico Paraná compite cara a cara frente a los mejores del mundo en distintos lugares del globo. Recientemente fue parte de la Copa Mundial de Vela Olímpica, en Dinamarca, donde representó al país junto a un equipo histórico en el que se encontraban figuras de la talla de Santiago Lange, Julio Alsogaray, Cecilia Carranza, entre otras. “Fue una experiencia que no olvidaré jamás”, indicó.

MIRADOR ER - FOTO 1

-¿Cómo nació tu atracción por el Kitesurf?
-De chico vivía con mi mamá por Avenida Ejército y en el Poli de la zona, hice todos los deportes posibles, además de practicar también softbol, rugby, entre otros. Mis padres estaban separados y mi papá se compró un “rancho” de fin de semana en Bajada Grande, para disfrutar de la tranquilidad. Esa casa quinta tenía en el patio una playita y en el fondo, cuando llegamos había una canoa de pescadores. Empecé a remar y a conocer el río. Mi papá se enamoró del lugar y finalmente me fui a vivir con él. Entre los vecinos, nuestro lugar era el agua y un punto de encuentro con mi papá, era remar. Cada sábado y domingo remábamos desde casa al Thompson. Esa fue parte de mi infancia y yo, a esa altura, ya me había vuelto loco por el agua.

Pese a que siempre me gustó mucho el mar, quería encontrarme con un deporte que pueda practicar a diario y no esporádicamente cuando tenía vacaciones, como les ocurre a muchos con el surf o el esquí, por citar algunos casos. Surgió entonces la alternativa del kitesurf, que la empecé a conocer a través de videos en VHS. Después de unas vacaciones en Brasil, donde me dediqué a observar esta práctica, volví y empecé a rastrear cómo y dónde empezar a entrenarme. En ese tiempo era muy complicado conseguir información, ya que internet no era común. Fue entonces que di con el rosarino Lisandro “Tortuga” Fasce, un ícono del kite argentino. A él le compré mi primer equipo y de a poco, fui encontrándole la vuelta al deporte, de manera autodidacta. Con mi hermana nos íbamos remando desde Bajada Grande hasta un banco de arena y a prueba y error traté de ir mejorando con el kite. Me entusiasmé tanto que empecé a pensar cómo podía convivir con este deporte e instalarlo como una forma de vida. Hasta que lo hice.

-¿Qué recuerdos tenés de tus inicios en el plano competitivo?
-Cuando comencé, sabía que me metía en un deporte duro. El kite es extremo. Está lejos de cualquier zona de confort. Era consciente que desde que uno se sube a la tabla, debe tener en cuenta innumerables factores como para no pasar una situación desagradable. Uno tiene que lidiar con la propia tabla, con el viento, el arnés, las líneas y el mismo kite.

Mi primera competencia oficial llegó después de haber visto un montón de videos y tras haberme entrenado prácticamente solo en Paraná. Un amigo me invitó a ser parte de un Campeonato Argentino y desde ahí, no paré más. Obtuve un buen resultado y quedé muy motivado. Competí mucho en Freestyle hasta que un par de lesiones me dejaron a un lado. Fue hasta que me llamó Tobal Saubidet, otro referente del deporte, de la familia de los Lange, para correr en Race, es decir, para competir en la rama olímpica. Él tenía la escuela de Perú Beach, un lugar ubicado en Buenos Aires que es icónico en este deporte. Allí empecé a correr seriamente y mantuve un par de giras por Europa, África y Hawai que me hicieron muy bien. Una vez relegada la categoría Race, surgió el Foil, donde me metí y hoy, no lo cambiaría por nada.

-Teniendo en cuenta tu experiencia en el mar, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de navegar en el río?
-El río se presenta como una cancha difícil por su corriente, a la que hay que conocerla muy bien y respetarla. Uno tiene que manejarse siempre dentro de los límites de seguridad. Y una gran ventaja que tenemos, por ejemplo en Paraná, es que del centro al agua estamos a solo cinco minutos, algo que en otros lugares no sucede.

-¿Qué fue lo mejor que te pasó en tu carrera?
-Puedo decir que tuve el privilegio de competir en distintas partes del país y del mundo, pero sin lugar a dudas lo más importante hasta el momento fue participar del Sailing World Championship, que es el Mundial de Vela Olímpica que se llevó adelante este mes en Aarhus, Dinamarca. Fue una competencia que no olvidará jamás. Este torneo brindaba plazas para los Juegos Olímpicos. No había ninguna embarcación que no vaya a participar de Tokio 2020. Y si bien el kite todavía no es olímpico, puede llegar a serlo a partir de París 2024 y a eso le apunto ahora, a seguir entrenándome para estar allí.

-¿Cómo ves al kite en Entre Ríos?
-Creo que si hay algo de ayuda en cuanto a la infraestructura para navegar, Paraná, por ejemplo, podría ser una gran plaza. Nuestras playas hoy en día están muy metidas hacia adentro y no sopla buen viento para practicar. Además, es necesario contar con un lugar en el que la gente pueda ver a otros practicando. Y eso sería algo que sumaría a la difusión del deporte. Por otro lado, en la provincia hay buenos kiters en Concepción del Uruguay. También hay chicos que practican de Concordia, Gualeguaychú y Diamante, entre otros lugares. El kite es un deporte abierto para todos. Solo se necesita del equipo, viento y ganas de sentir una adrenalina inigualable.

Domingo 16 de septiembre de 2018
Artículo realizado para suplemento Mirador Entre Ríos, distribuido con Clarín en Entre Ríos.
República Argentina

Categorías:Crónicas deportivas, Trabajos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s